LA AMISTAD ES COMO EL MAR SE VE EL PRINCIPIO PERO NO EL FINAL

Seguidores

domingo, 21 de marzo de 2010

SI DIOS FUERA UNA MUJER






¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.
Mario Benedetti

4 comentarios:

  1. Lo iba leyendo y pensando quien sera el autor, porque me llamaba la atención, pues claro uno de los auténticos reyes que ha creado poesía como nadie, el gran Mario.

    Una entrada preciosa amiga Carmen, tu jardín cada día esta surtido de autenticas semillas de amor y amistad.

    Un abrazo de afectos y feliz semana para ti.

    Marí

    ResponderEliminar
  2. Te mirarás en el espejo y en el encontrarás una sonrisa de satisfacción al saber que ha llegado el fin de semana, que te permitirá el esparcimiento y descanso necesario rodead@ de familia y amig@s.

    Yo ya la he encontrado...

    Besos

    Marí

    ResponderEliminar
  3. Estoy descansando estos días, pero ahora que dispongo de unos minutos los aprovecho para pasar a dejarte una semilla de petunias para seguir cultivando la fluida amistad que nos une. Si tu también estás viviendo la semana Santa en armonía con la familia y amistades disfrutala en todo lo posible, y nos encontraremos a la vuelta.

    Me despido con un abrazo, mi paz y unas...

    ¡¡Felices Pascuas!!

    María del Carmen.

    ResponderEliminar